Capital Oaxaca
UnidadInvestigación
| | |

Más de 300 tortugas atrapadas en redes llevaban una semana muertas


La Profepa enterró en fosas a las quelonias halladas en una red de pesca cuyo uso está prohibido
Crédito: Tortugas golfinas muertas. Foto: Profepa, ,
|
29 de Agosto 2018
|

Las más de 300 tortugas golfinas atrapadas en redes de barcos atuneros frente a la Barra de Colotepec, en Santa María Colotepec, murieron por ahogamiento hace aproximadamente ocho días, pues muchas de ellas ya se encontraban en estado descomposición y hasta fragmentadas.

De acuerdo con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), los ejemplares estaban atrapados en mallas de pesca prohibidas de 120 metros de longitud aproximadamente y monofilamento Nylon de seis pulgadas, por lo que dialogará entre los pescadores de la región para concientizarles sobre el daño que las redes causan a la fauna marina.

Asimismo, “para evitar focos de contaminación, las tortugas fueron enterradas en dos fosas con medidas de seis por seis metros y cuatro por cinco metros, con una profundidad de dos metros cada una, mismas que fueron excavadas con el apoyo una maquinaria pesada tipo retroexcavadora”, detalló la Profepa.

Vale la pena recordar que la Lepidochelys olivacea, mejor conocida como tortuga golfina, está catalogada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) como especie en peligro de extinción; además, de que aparece en la lista de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.

 

Te recomendamos:

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

Las áreas externas, como pista de tartán y canchas de futbol, seguirán siendo de libre acceso, las nuevas instalaciones...
La joven es una novata actriz
Parejas mayores de 30 años y menores de 50 recurren con mayor frecuencia a encuentros swingers, según el Instituto Mexic...
22 productos oaxaqueños se encuentran en el ranking nacional
En México, varias madres recurren de nuevo a los servicios de parteras para recibir a sus hijos en casa

Lo adictivo de lo virtual