Capital Oaxaca
UnidadInvestigación
| | |

Se lleva a cabo la 18 edición de la Feria del Tejate


Cientos de visitantes tanto nacionales como extranjeros se dieron cita en la capital para degustar la "bebida de los dioses"
Crédito: Twitter, ,
|
10 de Abril 2017
|

Con una variedad de antojitos y bebidas típicas del estado, y al son de la marimba, se celebró la 18 edición de la Feria del Tejate en Oaxaca, donde cientos de asistentes, entre nacionales y extranjeros, se reunieron para degustar la tradicional “bebida de los dioses”.

San Andrés Huayapam, cuna del tejate, ofreció a sus visitantes una gama de aperitivos en los que sobresalían los tamales, galletas, flanes, panquecitos, gelatinas, tostadas, nicuatole, nieves, pasteles y paletas heladas, elaboradas con el inigualable sabor del tejate.

Además, ofrecieron otros güisos como tamales de chichilo, de rajas, empanadas de flor de calabaza, de verde y coloradito, carnitas, chicharrón prensado, memelitas, enmoladas y tacos, así como bebidas como el pulque, tepache y agua de chilacayote.

El evento inició a las 11 de la mañana del pasado domingo, pero desde dos horas antes algunos asistentes acudieron para presenciar la elaboración de esta bebida ancestral, de las que ofrecieron dos sabores: cacao y coco.

“El sabor del tejate es excepcional y misteriosa igual que su preparación”, indicó Amelia Michell, especialista en la elaboración de esta bebida, quien además es la integrante más joven de la Unión de Mujeres Tejateras con tan sólo 18 años.

Amelia señaló que para elaborarlo es necesario cacao, hueso o semilla de mamey y rosita (flor de cacao). La rosita se deja en el sol hasta que quede deshidratada, posteriormente se tuesta, al igual que los otros ingredientes, pero este proceso es por separado.

El hueso del mamey por ejemplo, se tuesta en bolita y después se aplasta con una piedra hasta que tenga la forma de una tortilla pequeña.

Después, cada ingrediente se pasa al metate para ser molido. Se inicia con el cacao, después el hueso de mamey y finalmente la rosita, siguiendo ese orden.

El resultado es una pasta amarga color café a la cual se le agrega masa de nixtamal blanca, que debe ser amasada o batida a mano hasta que ambas se integren y formen una masa homogénea que no debe estar ni caliente ni fría.

Si la mezcla queda caliente se le agrega hielo y si está fría se le agrega agua. Este proceso tarda aproximadamente entre 15 y 20 minutos para llegar al punto exacto.

La manera de saber si la masa está en su punto es cuando en el exterior sube una capa de bolitas de color blanco, que es la grasa del cacao y la masa de la rosita.

Es importante mencionar que al agregar agua a la masa se debe hacer a una altura favorable para que la caída de ésta toque con fuerza el fondo del recipiente, lo que hará que la grasa suba al exterior.

La preparación es de gran cuidado, porque si se le echa agua directamente a la grasa ésta se desintegra y se desvanece y es esa grasa la que le da el sabor especial al tejate.

Por último, para servirlo se hace una mezcla de agua con azúcar que será lo primero en agregar a la jícara o vaso, después se echa el tejate. Esto servirá para endulzar la bebida, ya que en la preparación no se agrega azúcar.

Finalmente, Michell contó que esta bebida hecha 100 por ciento de productos naturales fue posible gracias a que la rosita de cacao sólo crece en las tierras de su comunidad, aun cuando se intentó sembrar en otros lugares sin tener éxito.

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

Scott Feinberg, columnista de The Economist, capturó el momento y lo subió a Twitter
El cineasta promueve la inciativa con el hashtag #TodosLosCaminosLlevanaRoma
Durante el sexenio de Cué se logró frenar la pérdida de recursos
La actriz oaxaqueña Yalitza Aparicio protagoniza la cinta grabada en blanco y negro
Ya puedes ir adelantando planes y ahorros para que los disfrutes
AMLO colocó la primera piedra de la Refinería dos Bocas, en Tabasco, y lanzó un video explicativo en redes

Lo adictivo de lo virtual