Capital Oaxaca
UnidadInvestigación
| | |

Niños músicos darán concierto en la capital oaxaqueña


La cita es este viernes 27 en el Jardín El Pañuelito a las 20 horas
Crédito: Banda del CIMO. Foto: IEEPO, ,

Notimex

Editor
|
26 de Julio 2018
|

Quetzalli Pérez y Osvaldo Abimael Robles son dos niños que conforman la banda de música del CIMO, bajo la dirección del maestro César Delgado, que se presentará dentro de las actividades culturales de la Guelaguetza, este viernes, a las 20:00 horas, en el Jardín El Pañuelito de la capital oaxaqueña.

Ella, estudiante de la Escuela Primaria Antequera, ubicada en el Fraccionamiento Montoya Álamos y él de la Escuela Primaria 5 de Mayo, son talentosos alumnos del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) que han hecho de la música una de sus más grandes pasiones, señaló en un comunicado el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Ambos, como muchos otros niños, combinan el dominio de un instrumento musical con su formación académica, por lo cual el IEEPO reconoció su talento e interés por desarrollar sus habilidades artísticas y cumplir con sus deberes escolares.

Con orgullo y a pesar de que tener una dura rutina diaria, los estudiantes se muestran felices de poder desarrollar una actividad que asumen con responsabilidad y compromiso.

“Aprender el violín me ha enseñado bastantes cosas, lo disfruto mucho, en la escuela me ayuda en mis materias de español por los artistas que vienen en los libros y en matemáticas porque los compases tienen relación con esta materia”, señaló Quetzalli.

Su formación musical la inició a los ocho años de edad y actualmente con 12 años, se muestra orgullosa de ser parte de una orquesta. Aunque ha tenido la oportunidad de estar en varios conciertos, todavía se siente nerviosa antes de cada presentación.

“Mi mayor reto ha sido interpretar ‘La danza de los duendes’, es muy difícil pero mis maestros me han ayudado”, indicó la alumna de la escuela primaria Antequera que en algún tiempo practicó ballet clásico y con el respaldo de sus padres, continúa con su formación musical.

Por su parte, para Osvaldo Abimael, quien toca el violonchelo, formar parte de una agrupación musical le ha dado la oportunidad de aprender más sobre las tradiciones y cultura de Oaxaca y México.

El estudiante de 11 años de edad, practica diariamente de 16:00 a 20:00 horas y en sus descansos aprovecha para realizar sus tareas escolares. “Me siento feliz y orgulloso de vivir en un estado que es muy festivo”, comentó.

Los rostros de los niños lo dicen todo, muestran entusiasmo, esperanza, alegría y el descubrir que son capaces de aprender a tocar un instrumento y pertenecer a tan temprana edad, a una institución musical. Su vida escolar ha cambiado y ellos también.

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

La joven es una novata actriz
Las áreas externas, como pista de tartán y canchas de futbol, seguirán siendo de libre acceso, las nuevas instalaciones...
Parejas mayores de 30 años y menores de 50 recurren con mayor frecuencia a encuentros swingers, según el Instituto Mexic...
El Gobierno del Estado, a través de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO), informa el sumin...
La cultura adquiere múltiples expresiones a través del tiempo y del espacio

Lo adictivo de lo virtual