Capital Oaxaca
UnidadInvestigación
| | |

Los mejores duetos de Juan Gabriel


Su exitosa carrera musical incluye alrededor de mil 800 canciones.
Crédito: JUAN GABRIEL, 60605163. Morelia, Mich. 5 Jun 2016 (Notimex-Gustavo Salas).- Juan Gabriel, se presentó con lleno total, la note de este sábado en la Plaza Monumental de Morelia. NOTIMEX/FOTO/GUSTAVO SALAS/FRE/ACE/,
|
29 de Agosto 2016
|

La muerte del famoso cantante y compositor Juan Gabriel, sin duda marcará un antes y un después en la vida de muchas generaciones de mexicanos.

Su exitosa carrera artística incluyo trabajos como solista y también duetos con diversos y reconocidos artistas como Rocío Durcal, Ana Gabriel, Joan Sebastian, Marco Antonio Solís y muchos otros.

Aquí se enlistan algunos de los duetos más importantes de Juan Gabriel quien, con alrededor de mil 800 canciones en su repertorio musical, nos deja hoy.

Juan Gabriel y Ana Gabriel.- “Te perdono”
https://www.youtube.com/watch?v=MmSXBKrYtzc

Juan Gabriel y Rocío Durcal.- “El destino”
https://www.youtube.com/watch?v=w4yjZEVQnr0

Juan Gabriel y Marco Antonio Solís.- “Se me olvidó otra vez”
https://www.youtube.com/watch?v=QoHc2C6R18w

Juan Gabriel y Joan Sebastian.- “Lágrimas y lluvia”
https://www.youtube.com/watch?v=N50hd9qng4w

Juan Gabriel y Juanes.- “Querida”
https://www.youtube.com/watch?v=oADpF–uirA

Juan Gabriel y Natalia Lafourcade.- “Ya no vivo por vivir”
https://www.youtube.com/watch?v=sIM4mDQJib4

Encuentra más notas sobre

Más de notas

Más populares

La joven es una novata actriz
El Gobierno del Estado, a través de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Oaxaca (SAPAO), informa el sumin...
En el primer minuto del sábado 18 de junio entró en vigor en todo el país el nuevo modelo acusatorio y oral
La cultura adquiere múltiples expresiones a través del tiempo y del espacio
Las áreas externas, como pista de tartán y canchas de futbol, seguirán siendo de libre acceso, las nuevas instalaciones...
El presidente municipal electo de Oaxaca de Juárez, José Antonio Hernández, buscará que el centro siempre esté libre...

Lo adictivo de lo virtual